Ultimas noticias

Egla Cornelio, ejemplo de corrupción morenista

  • En tanto la entidad es asolada por la inseguridad, el desempleo, la parálisis económica, y que la gente se sigue muriendo en los hospitales por falta de medicamentos e insumos, al más puro estilo del nuñato, el gobernador y sus funcionarios disfrutan de jugosos dobles salarios mediante una desvergonzada compensación, pese a las políticas de austeridad que en todo momento presumen. *La catedrática universitaria Egla Cornelio que regentea la SEMOVI está embarrada en la sospechosa venta de un lote de 231 vehículos, entre automóviles, motocicletas y pochimóviles, valuado en al menos cinco millones de pesos, que remató en una ganga de 100 mil pesos.

Ismael García Ruiz

El líder estatal del priismo tabasqueño, Pedro Gutiérrez Gutiérrez, señaló en días pasados, que la hipocresía del gobierno de la cuarta transformación no tiene límites, puesto que hablan de austeridad republicana cuando ya se hizo público que cobran sueldos estratosféricos, escandalosos, que representan un insulto a los más de un millón de tabasqueños que viven en pobreza y que luchan todos los días por llevarles comida a sus familias.
Resulta que los funcionarios del despacho del gobierno estatal es un gobierno rico con un pueblo pobre, pues lo que los funcionarios cobran mensualmente es lo que cobran 2000 asalariado, así que en este contexto tenemos que pueden ser al menos seis cínicos secretarios del gobierno de morena los que podrían estar dobleteando sueldos, aunque en medios se afirma que son más denominándoles “los doce apóstoles” por lo que el dirigente estatal del PRI, aseveró que están integrando la documentación comprobatoria para presentarla en su momento.
El destacado político tricolor asimismo reconocido personaje ciudadano de opinión fustigó que la ambición de los funcionarios morenistas no tiene límites porque además de que dobletean sueldos en la UJAT, como ya públicamente se ha denunciado como maestros de tiempo completo y como investigadores sin poder explicar cómo es que le dedican el 100 % a la universidad y el 100 % a la función pública, también hacen chanchullos al amparo de sus cargos como funcionarios de gobierno.
Lo anterior sin vergüenza alguna y total cinismo a pesar de la ineptitud y corrupción que han exhibido hasta el momento en sus funciones públicas casi todos los integrantes del gabinete, ya que cobran en nómina 23 mil pesos mensuales, pero reciben hasta 80 mil pesos mediante la “compensación por desempeño”, mientras el pueblo no tiene empleo, padece una terrible inseguridad y se muere de hambre.

CORRUPCIÓN SIN LÍMITES
Con firmeza señaló que lo correcto debió ser que quiénes tenían cargo de profesores debían solicitar licencia sin goce de sueldo, pero no lo hicieron sino que siguen cobrando engordando sus bolsillos.
Entre los funcionarios del gabinete estatal y catedráticos de universidades sin que se sepa si tiene licencia están Egla Cornelio Landero, Secretaria de Movilidad. Precisamente Egla Cornelio está embarrada en la sospechosa venta de un lote de 231 vehículos, entre automóviles, motocicletas y pochimóviles, valuado en al menos 5 millones de pesos, que remató en 100 mil pesos, es decir, el negocio redondo de la “chatarra”.
De acuerdo con una copia de documentos en poder de Grupo Cantón, el paquete de vehículos supuestamente decomisados en distintos operativos contra transportistas por la SEMOVI que regentea Egla Cornelio, fueron adjudicadas de forma directa por el Servicio Estatal de Administración y Destino de Bienes Asegurados, Abandonados o Decomisados (Seaba) a la empresa Grúas Salomón, S de R.L. de C.V.
Desde luego los transportistas afectados han presentado documentos firmados por Martín Soberanes Rodríguez, como “vendedor”, por parte de la Seaba, y por el “comprador”, Escutia Hernández Caraveo, por Grúas Salomón.
De acuerdo con los afectados, fue un remate sospechoso, pues el 70 por cierto de las unidades no rebasa los ocho años de uso, por lo que están en buenas condiciones, pero lo más grave del asunto es destacar que algunos vehículos se encuentra aún en litigio, pues están amparados para ofrecer el servicio de taxi, pero eso no les importó a los desvergonzados pillos, que traficaron con vehículos de 100 mil pesos por únicamente mil pesos.

PARA ESO SIRVE LA LEY COMPADRE
Al respecto, el senador perredista Juan Manuel Fócil Pérez sentenció en el diario Tabasco Hoy, que los casos de denigrante corrupción en la administración morenista como lo es el remate de vehículos por parte de la Secretaría de Movilidad al mando de la “catedrática” Egla Cornelio, hecho en el que fueron rematados más de 230 vehículos por tan solo 100 mil pesos, en beneficio de grueros con una ganancia de más de 5 millones de pesos a repartirse con los que al parecer mantiene relaciones de “negocios”, son los efectos de la llamada «ley compadre» que arteramente se aprobó para eliminar las licitaciones para la asignación de obras y compras en la administración pública.
De esta manera el legislador federal señaló que en este asunto se ve con toda claridad la corrupción del gobierno morenista, pues lejos de someterse a una licitación el remate de las unidades, para realizar un proceso equitativo y transparente, además de aumentar los ingresos para el Estado, se realizó una asignación directa favoreciendo a la suertuda empresa gruera.
«Cada vehículo le costó a Grúas Salomón 400 pesos, motos y carros le dieron a esta empresa de grúas, pero ni los rines de los carros cuestan eso, así el nivel de corrupción en esa asignación directa y que es una consecuencia de la ley aprobada por Morena para la asignación directa de compras y obras, que está generando más corrupción», enunció de manera contundente el senador de la República.
De esta manera se comprueba una vez más que los funcionarios de gobierno solo están en su gran mayoría para fregar al pueblo sufrido y pobre, mientras ellos, como doña Egla Cornelio además de cobrar como funcionaria y como catedrática de la universidad, también se lleva su gran moche haciendo fraude con los vehículos de la Secretaría de Movilidad. Verdad que si vale la pena ser funcionario, pues en Tabasco a lo largo de la vida pública hemos visto como de la noche a la mañana se han vuelto rico funcionarios que entraron con una mano adelante y la otra atrás.
Por cierto, dónde están la Unidad de Inteligencia Financiera y el Sistema Estatal Anticorrupción, que no se dieron cuenta esta enorme transa; uno manejado por uno de los hijos de Núñez y el otro designado por el dedo divino de la pariente de la familia gobernante. Lo que demuestra una vez más, que esos organismos como la Fiscalía solo sirven para aplicar la “ley” a los adversarios políticos y críticos.

También le recomendamos

Rumbo al primer informe de gobierno

¿Dónde quedaron los 51 mil 841 millones, 604 mil 474 pesos que el gobierno del …