Ultimas noticias

ECOS DEL CONGRESO

Que tal estimados lectores, es un placer volvernos a encontrar de nuevo a través de las páginas de esta su revista preferida, donde damos a conocer las malas acciones de los funcionarios en turno, sin más pasamos a lo siguiente…

NUEVO REVÉS PARA LA SOÑADORA DE BEATRIZ MILLAND
Resulta que hace unos días el Instituto Tabasqueño de Transparencia y Acceso a la Información Pública (ITAIP), ordenó al Congreso del Estado revelar los nombres de las empresas encargadas de proveer alimentos durante las sesiones.
Es decir, le dice a la titular de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) del Congreso del Estado, Beatriz Milland Pérez, que dé a conocer cómo se maneja el asunto de los alimentos que se entrega a los propios diputados y a los representantes de los medios de comunicación durante las sesiones ordinarias y las extraordinarias que se han efectuado.
El organismo de información pública, revocó un acuerdo de disponibilidad realizado por el Congreso de Tabasco, y le ordena que confirme con precisión qué facturas corresponden a personas físicas, a personas jurídicas colectivas, y que en ningún caso se podrá negar el nombre, razón social y domicilio fiscal.
Aclaro que solamente se podrá restringir el Registro Federal del Causante (RFC) y el Código de identificación rápida.
Vale señalar que en un documento emitido por el Congreso, se destaca entre otros, el pago de diversas facturas por concepto de comidas, uno por las sesiones de septiembre de 2018 por, 28 mil 420 pesos; otro por pago de alimentos de las sesiones extraordinarias de enero de este año por 16 mil 240 pesos.
Una más de la sesión extraordinaria del 22 de enero, por 4 mil 60 pesos; y en el caso del pago de alimentos por las sesiones del mes de febrero del 2019, el pago fue de 36 mil 540 pesos.
Una última factura fue por el pago de alimentos de las sesiones del mes de marzo de este año, por un monto de 27 mil 840 pesos.
Esto solo es una pequeña muestra de lo sucio que está el proceso de asignación, que no licitación en cuanto al proveedor de los alimentos que se consumen en el Congreso, es decir, un fuerte revés para la congresista Beatriz Milland Pérez, quien no ha dado siquiera muestra de querer aclarar este asunto ante los ojos de los ciudadanos tabasqueños, poniendo entre dicho el tan desgastado discurso de la “austeridad”, que solo se lo aplican a los tabasqueños, pero que en todo caso no aplica para los propios diputados, quienes prestos ya se frotan las manos para este mes de diciembre, donde recibirán su jugoso aguinaldo, además de todas las compensaciones que les darán, solo por no hacer nada en favor de los ciudadanos.
Lo hemos dicho en este espacio, solo se llevan los recursos públicos para sus proyectos personales, olvidándose del pueblo que fue quien finalmente los puso donde hoy reciben jugoso dinero cada mes, sin desgastarse, ni pensar en la crisis económica que padece el Estado, eso no ve la paraiseña Milland Pérez, solo en su proyecto de querer buscar la candidatura a la presidencia municipal de Paraíso a costa del Congreso.
Pero como todo en radio pasillo del Congreso se ventila, ya se habla desde hace varios meses que quien presta los “servicios de alimentos”, es un allegado a la presidente de la JUCOPO, quien además se desempeña como guarro de la misma, así lo muestra unas fotos en poder de este semanario, donde se ve a la citada congresista recorriendo afuera del Congreso y el sujeto mencionado atrás de ella, cuidándole las espaldas, todo mundo en los pasillos del inmueble legislativo sabe de esto y es muy comentado entre los trabajadores. La pregunta que hacemos y que cada vez lo repetimos, ¿Qué esconde Beatriz Milland Pérez con sus argucias de no querer mostrar claridad y transparencia en los recursos que ejerce en el Congreso? ¿Es o se hace?, el pueblo ya comenta de esto y de otros muchos casos negativos de la multicitada dama en cuestión.
La verdad que de nada le sirven sus orejones que tiene a su servicio de andar espiando a los reporteros y a los diputados hasta de su misma bancada, a quienes los graban con los celulares que cargan sus achichincles, solo eso sí, son buenos para cobrar cada quincena puntualmente, como si trabajaran mucho, de esto también es de todos sabidos en el Congreso estatal, quienes se dedican a andar de zalameros en todos los eventos del mismo Congreso y del palacio de gobierno.

Sindicalizados en el olvido
Pero por si fuera poco, aun no les resuelve nada a los sindicalizados que laboran para ese poder, se sabe que no los recibe, les da largas para poder darles una entrevista y cuando logran siquiera hablar con ella, sale con su sonrisa fingida y les dice que “ya llegó la austeridad y que no hay más recursos”, ese cuento “no nos lo tragamos, ya es viejo, esa señora diputada solo se dedica a mentir a nosotros los trabajadores, quienes si sacamos el trabajo y no levantamos el dedo, cobramos una miseria y no los miles de pesos que se llevan los 35 legisladores”, externan algunos trabajadores, quienes piden la omisión de sus nombres para evitar las represalias de la dama de Paraíso, quien eso sí, mandó a instalar muchas cámaras de video vigilancia en todo el edificio parlamentario, para vigilar de cerca a todos, incluso se habla que hay en los baños también esas susodichas cámaras en cuestión, ¿será verdad?.
Como se ve el asunto en ciernes, no hay un control honesto en el Congreso del Estado, todo se trata de omitir o de maquillar para evitar que se hagan auditorías a quien preside la JUCOPO, quien por supuesto ha omitido toda respuesta que en esta revista se le ha planteado, solo vive en su mundo de “fantasía, donde ella ve otro Tabasco, no el pobre, no ese donde no hay empleo ni inversiones”, argumentan ciudadanos que están cansados de ser objetos de maltratos de parte de los agentes de seguridad que tiene en la puerta de control, donde están instalados los llamados “arcos de seguridad”, a todo esto ¿a qué le teme Beatriz Milland con todo esos excesos que instaló en el Congreso, unos dicen que solo es un despilfarro más de “tan nefasta presidencia”, ya hay como cierto enojo de parte de los ciudadanos y de una parte de la prensa crítica y se comenta en tono serio y de broma, “si Evo cayó en Bolivia y eso que era un dictador que podemos esperar los tabasqueños de esta pequeña presidente de la JUCOPO”, en fin daremos puntual seguimiento a este y otros asuntos de la JUCOPO, nos leemos en la próxima.

También le recomendamos

ECOS DEL CONGRESO

Que tal amigos, como los trata la vida, espero que todo vaya bien en compañía …