Ultimas noticias

Transbús al borde de la quiebra

  • Por venganza política ha sido bombardeado para llevarlo a la extinción.
    Urge una reingeniería del transporte y la aplicación de la ley.

Florentino García Torres

A pesar de que el Transbús es un proyecto inteligente para cumplir con el compromiso del Estado de brindar un servicio de transporte eficiente y de calidad a la población Villahermosina, ha tenido que enfrentar muchos contratiempos de corrupción, malos manejos y avaricia de funcionarios públicos para poder sobrevivir y mantenerse como una opción viable que atienda la demanda del público usuario en la ciudad.
Con el cambio de administración que lo fundo, el Transbús empezó a pasar las de Caín, ya que el proyecto no se observó por la función que desempeña en beneficio de la población, si no como una acción sexenal de Gobierno y empezaron los ataques para tratar de llevarlo a la quiebra y lograr su desaparición, proponiendo un nuevo modelo de transporte, que pretendía dejar fuera a los socios de los beneficios de sus concesiones, pero cuando vieron la resistencia de los accionistas optaron por dar marcha atrás dando solo evasivas cuando se les preguntaba del tema.
Ante tal situación, iniciaron otro tipo de mecanismos para tratar de extinguir este modelo de transporte público, quitando el reembolso del combustible que otorga el gobierno del Estado, después congelaron las tarifas en 8 pesos con 50 centavos y obligadamente tenían que hacer descuentos al pasaje de estudiantes, personas de la tercera edad y discapacitados mientras que por otro lado el costo del combustible y refacciones registran incrementos desfasados dejando a las empresas en una situación caótica.
También la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de la pasada administración creó rutas alternas en destinos que tenía concesionado el Transbus, alentó el transporte pirata, además taxis ilegales que dan servicio en la ciudad y el desorden que existe entre los pochimovilistas, que hay 10 concesiones autorizadas y operan 100 unidades lo que provocó competencia desleal a las empresas de este sistema de servicio, agravando la crisis económica.

Panteón de camiones
Pese a todo ello y a la presión de la entonces SCT los socios de los corredores Universidad Bicentenario y Méndez 27 de Febrero han sobrevivido prestando el Servicio con un reducido parque vehicular, y un panteón de camiones -unos que fueron quemados misteriosamente porque la Fiscalía no ha dado los resultados de las investigaciones- y otros convertidos en chatarras que no se han reparado por falta de recursos.
Hoy el Transbus sigue operando con números rojos y el fantasma de la quiebra se cierne sobre su cabeza y solo sobreviven por el reembolso del combustible que les otorga el actual gobierno del Estado, ya que el recaudo de las unidades es muy mínimo y solo alcanza para el diésel y llevar el control de las empresas, pues la tarifa actual de 9 pesos con 50 centavos no es la óptima y la competencia desleal es grande.
El sistema Transbús que cumple una función primordial dentro de los servicios que presta el gobierno a la población, requiere de por lo menos una erogación de 60 millones de pesos del gobierno estatal para poder activar y eficientar el servicio, además de llevar a cabo una reingeniería del transporte instalando casetas de transferencia en los accesos a Villahermosa, para que las rutas foráneas y sub urbanas terminen sus recorridos en esos sitios y el pasaje aborde el transporte urbano que los conduzca a su destino, lo cual beneficiaría a las empresas porque se reduciría la competencia desleal y se desahogaría la circulación en Villahermosa.
Cabe mencionar, que esta propuesta ya ha sido planteada a la Secretaría de Movilidad y además se contempla en la Ley de Transportes, que las foráneas y sub urbanas no tienen por qué ir subiendo o bajando pasaje en la ciudad, ya que esto corresponde a las rutas urbanas, se trata solo de aplicar la ley.
Usuarios de Villahermosa y sus Colonias, así como personas con discapacidad, personas de la tercera edad y estudiantes coinciden en señalar que se debe mantener el Transbús ya que ha brindado un buen servicio de transporte a pesar de sus deficiencias, además es más económico y son unidades de mayor capacidad que pueden trasladar a más número de personas, que requieren llegar con puntualidad a sus centros de trabajo y escuelas, pues los taxis ciertamente prestan el servicio pero es más caro y además es inseguro.
Plantean que el nuevo Gobierno tome cartas en el asunto, rescate el Transbus y de ser posible que se modernice como en sus inicios cuando hasta aire acondicionado tenían y había unidades suficientes en todas las rutas, beneficiando sobre todo al usuario de bajos recursos que no tienen para pagar un servicio más caro.

También le recomendamos

Fui orgullosamente maestro de AMLO: Rodolfo Lara Lagunas

La corrupción era desbordante afirma, ya que en la Secretaría de Educación se encontró lista …