Ultimas noticias

Padres de familias piden a los Diputados Locales castigar a los directores de las escuelas por permitir comida chatarra en las escuelas

  • La SETAB y los directores de las escuelas son los responsables de la obesidad de los estudiantes, uno por no castigar jurídicamente y hacer respetar la ley, y el otro, por violar los derechos de los niños vendiéndoles comidas y bebidas chatarras: y el quema banderas, bien gracias… AQUÍ NO PASA NADA en este mediático gobierno del cambio: Padres de familias

Noé Cuevas García

 A iniciado otro nuevo ciclo escolar y las cosas en la Setab siguen igual o quizás peor, por un lado, el escándalo de corrupción con la asignación de plazas y falta de maestros, mientras que por el otro, los padres de familia están con el hartazgo de que siempre es lo mismo, refiriéndose a las cooperativas escolares y la venta de comida chatarra desmedida, sin que se tomen medidas al respecto y lo peor de este cáncer lucrativo, es que son sus hijos los que tienen el problema de obesidad. La Ley que fue aprobada por unanimidad en la Cámara alta en septiembre de 2013 y que no se ha aplicado jurídicamente contra los directores de escuelas quienes son los primeros responsables de infligir dicha disposición oficial.  
    Ante las denuncias llegadas a esta casa editorial, la revista Suceso se dio a la tarea de investigar el hecho en las escuelas de las populosas colonias de Gaviotas y La Manga, encontrándonos de que en estas escuelas públicas, sobre todo en el nivel secundaria, en donde NO existen los famosos desayunos escolares y SI los Consejos Escolares conformados por personal de la misma escuela encabezados por el director, es en donde más se vende y se consume la comida chatarra, y es en donde hay más alumnos tomando en cuenta los dos turnos.  
     Lo interesante de este asunto, es que muchas de estas escuelas están inscritas en programas como: «Escuelas de calidad y «Escuelas seguras», etc. Emisiones de las que por cierto baja un recurso federal para su aplicación y que no se invierten cabalmente en las escuelas ya que no se auditan, ni internamente, ni federalmente. Cómplice de esto es la Setab, quien no hace cumplir la Ley de Educación, la Carta de los Niños inscritos en la UNESCO y las disposiciones oficiales de la Secretaría de Salud de vender comidas insalubres y chatarras, que no ayudan en el desarrollo físico e intelectual de los educandos. Esta disposición por parte de la Secretaría de Salud está plasmada en sus artículos 65 y 66, pasando hacer Constitucional por lo que es un delito atentar contra la salud de los estudiantes.
    Ante estas circunstancias, la madre de familia, Elvira Ruíz Cadena opinó: «Lo vergonzoso de este lucrativo negocio de la comida chatarra, es que es bastante redituable para los directores, ya que genera diariamente ganancias jugosas en la venta de refrescos, sabritas y galletas. Aunado a la cuota que se les cobra a los vendedores ambulantes que llevan sus comidas sin ninguna supervisión por parte de la Secretaría de Salud, y que genera enfermedades gastrointestinales y de sobrepeso por las altas calorías, eso, sin contar la tifoidea que genera al ser insalubres y muchas otras enfermedades virales más. Pero, lo más increíble de todo esto, es que ni siquiera se ve reflejado en infraestructura y equipamiento de las escuelas, al contrario, cada día las aulas y los edificios están más en ruinas. Finalmente puntualizó, que ojalá las autoridades correspondientes al sistema educativo tomen cartas en el asunto, sobre todo el Sr. gobernador, que solo hizo llamarada de petates con su famoso «Amor a Tabasco» y «cambio Verdadero».    

También le recomendamos

Que se investigue a fondo el presupuesto ejercido en Tabasco

Que se investigue con lupa y a fondo, el ejercicio de los miles de millones …