Ultimas noticias

Obligados los diputados a auditar a Núñez y a su esposa desde el 2016

El saqueo a Tabaco fue sin piedad, tan es así que desde inicios del nefasto sexenio de Arturo Núñez, su mujer y demás secuaces, los medios de comunicación críticos dimos cuenta puntual del inmenso robo del siglo, pero ninguna autoridad se dio por aludida, y para acabarla de amolar todavía la bancada de MORENA le aprobó la cuenta sin revisar nada, todo por la orden suprema de no reprobar la cuenta del 2017.
Hoy se confirma una vez más, que todo cae por su propio peso, y la sociedad está consciente que la bancada de los diputados de Morena junto con el titular del Órgano Superior de Fiscalización del Estado, Alejandro Álvarez Gómez fueron cómplices del despiadado saqueo.
Hoy sale a la luz que las cuenta cuentas públicas solamente la del 2018, de los tres poderes del Estado, 17 ayuntamientos y organismos autónomos, tuvieron una observación conjunta de más de 5 mil 649 millones de pesos, según el informe de resultados que el Órgano Superior de Fiscalización (OSFE) entregó al Congreso local. Es decir, el clamor popular siempre tuvo la razón, el pueblo no se equivoca.
La vox populi es aclara y de nueva cuenta pide, exige, clama que la cuenta pública 2018 de Arturo Núñez es indefendible, pero que no solo el ex gobernador es responsable del desfalco a Tabasco, sino también su esposa Martha Lilia por lo que igualmente debe ser castigada, pues no se puede permitir que sigan paseando por todo el mundo a costa del dinero de los tabasqueños.
También resalta y llama mucho la atención que la Auditoría Superior de la Federación fiscalice los recursos que manejó la mujercita de Arturo Núñez, la ex gobernadora Martha Lilia, cuando sin duda alguna eso está muy bien, pero también el OSFE debe hacer su chamba por ser dinero estatal.
La exigencia de la sociedad es que no haya contemplaciones tal y como pasó el año pasado, en donde la mayoría se hicieron “gansos” -perdón “patos”-. La 63 legislatura del Estado y el OSFE están obligadas a revisar con lupa la cuenta de Arturo Núñez, de su esposa Martha Lilia y demás secuaces, mínimo desde el año 2016, pues sólo en el 2018, se comprobó que el saqueo fue más de 4, 500 millones de pesos.
Por este enorme detalle, las autoridades en mención están obligadas a auditarlos desde el 2016. Sí, así como lo hicieron con Gerardo Gaudiano a quien investigaron sus tres años de presidente municipal, y sólo le observaron 50 millones de pesos. O acaso los diputados y el gobierno en turno quieren dejar el grave precedente que la ley se aplica solo para los adversarios del actual régimen. Pues doña Martha Lilia se robó más de 3 mil millones de pesos, sólo en el 2017 y no la tocan ni con el pétalo de una rosa.
Por otra parte, el polémico dirigente del tricolor, Pedro Gutiérrez Gutiérrez sigue asegurando que hay “un pacto de impunidad y protección, le van a reprobar la cuenta pública, pero no le van a hacer nada. Si las presiones se agudizan son capaces de todo, hasta de fabricar otro “chivo expiatorio” para que cargue con toda la culpa y salvar a Arturo Núñez Jiménez”, para que sigan su tranquila vida en España”.
A estas alturas del partido, no hay nada por descartar, pues en diciembre del 2018, los diputados en su gran mayoría de Morena, sacaron las uñas y demostraron de que están hecho al aprobar la cuenta de Núñez y traicionar el voto que la ciudadanía le confió.
Por cierto, antes de despedirnos, estamos seguros que la Unidad de Inteligencia Financiera y el Sistema Anticorrupción a estas alturas ya tendrán aseguradas las cuentas bancarias como mínimo de Arturo Núñez, de Martha Lilia, de Amet Ramos y demás secuaces, de no ser así, está comprobado que no sirven para nada y por más bla bla bla que digan sólo son unos verdaderos “elefantes blancos”, que solo sirven para espantar a los adversarios del actual gobierno y cobrar millonarios sueldos.

También le recomendamos

Reconocen labor sensible y comprometida del DIF Tabasco

La presidente del organismo asistencial, Dea Isabel Estrada de López, asistió a la inauguración de …