Ultimas noticias

Obdulia Vieira Lara presenta queja ante CEDH por violación a sus derechos

  • La violencia contra las mujeres es una violación de Derechos Humanos, un problema de justicia social y de salud pública, por este motivo y apegándose a sus derechos como mujer, Obdulia Vieira Lara presentó una denuncia ante la CEDH, por violencia en su detención cuando participaba en la protesta de Paseo Tabasco y Ruiz Cortines, en demanda de sus derechos como trabajadora. La empleada de la Secretaría de Cultura, documentó su queja con fotos y videos por la fuerza con la que fue sometida y que le causaron algunas lesiones, además que denunció ser víctima de amenazas, “hice mi queja ante la CEDH por la arbitrariedad con la que fui tratada por la fuerza pública”, denuncia valientemente.

Ismael García Ruiz

La violencia contra las mujeres es de muchas formas: física, sexual, psicológica y económica, las mujeres que experimentan violencia sufren de una variedad de problemas de salud y se disminuye su capacidad para participar en la vida pública.
La violencia contra las mujeres no se confina a una cultura, región o país específico, ni a grupos particulares de mujeres en la sociedad, las raíces de la violencia contra la mujer yacen
en la discriminación persistente contra las mujeres.
La violencia contra las mujeres de acuerdo a la Convención Belem do de 1994, explica en su
Artículo 1: Es cualquier acción o conducta, basada en su género, que cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico a la mujer, tanto en el ámbito público como en el privado. Incluye la violencia física, sexual y psicológica.
C. Que sea perpetrada o tolerada por el Estado o sus agentes, donde quiera que ocurra.
La Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia de México, define como violencia feminicida a la forma extrema de violencia de género contra las mujeres, producto de la violación de sus derechos humanos, en los ámbitos públicos y privado, conformada por el conjunto de conductas misóginas que pueden conllevar impunidad social y del Estado y puede culminar en homicidio y otras formas de muerte violenta de mujeres.
La violencia contra las mujeres es una violación de derechos humanos, un problema de justicia social y de salud pública, por este motivo y apegándose a sus derechos como mujer, Obdulia Vieira Lara presentó una denuncia ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), por violencia en su detención cuando participaba en la protesta de Paseo Tabasco y Ruiz Cortines, en demanda de sus derechos como trabajadora.
La empleada de la Secretaría de Cultura, Vieira Lara documentó su queja con fotos y videos de la fuerza con la que fue sometida y que le causaron algunas lesiones, además que denunció ser víctima de amenazas, “hice mi queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos por la arbitrariedad con la que fui tratada por la fuerza pública, de cómo usaron la fuerza cuando vieron que no me estaba resistiendo, nunca me dijeron por qué me aprendieron, me tuvieron más de una hora dando vueltas de una fiscalía a otra y físicamente tengo maltrato de la forma en que me detuvieron, además he recibido intimidaciones de que pueden matar a mi hijo, que me pueden dar un levantón”, denunció valientemente.
La trabajadora que fue una víctima más de misoginia por parte de los cuerpos policiacos, también informó que ayer acudió al Instituto Estatal de la Mujer (IEM), donde presentó también evidencias por la agresión de la que fue víctima y también para recibir la asesoría correspondiente.
Obdulia Vieira Lara pide a quienes puedan asesorarla para levantar una demanda en contra de los responsables “yo soy una mujer agredida y ahora además de proteger mi propia vida, tengo proteger también a mis hijos”, lamentó.

NO MÁS REPRESIÓN
En redes sociales, la gente exige que de una vez por todas, no se repita la violencia contra las mujeres en cualquiera de su formas y recuerdan que a casi 13 años del operativo policial en San Salvador Atenco, en el Estado de México, las 11 mujeres que fueron víctimas de tortura sexual y detención arbitraria por parte de agentes del Estado “buscan que estos hechos no se vuelvan a repetir”.
En diciembre pasado, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) resolvió que el Estado mexicano era responsable de violencia sexual, violación y tortura contra estas 11 mujeres, quienes fueron detenidas arbitrariamente por la Policía del Estado de México, de Atenco y de Texcoco los días 3 y 4 de mayo de 2006.
Las 11 mujeres reconocieron que lo ocurrido en el operativo de 2006 en Atenco “es solo una muestra más de la represión que viven los movimientos sociales”.

También le recomendamos

El gobierno de la Cuarta Transformación salió “puque”: PRI

Una farsa de Morena, la tarifa 1F en Tabasco, Los recibos siguen iguales o peores …