Ultimas noticias

NUESTRO 15 DE SEPTIEMBRE Y EL GRITO

Ferdusi Bastar Mérito

Muestro 15 de Septiembre lo hemos convertido en nuestro día de la mexicanidad. Nuestro Grito de Independencia. Mariachis y fiestas, voladores, banderas en todos los balcones, edificios y plazas. La fiesta de la mexicanidad en todas las poblaciones y en nuestras embajadas y consulados en el extranjero.
Conmemoramos que en la madrugada del 16 de septiembre de 1810, Miguel Hidalgo y Costilla, al convocar a la misa dominical, echó a vuelo las campanas y hay testimonios de su arenga memorable a la multitud y al liberar a los presos de la cárcel: “Se acabó la opresión, se acabó el mal gobierno, se acabaron los tributos, venga la libertad a esclavos y a indios, se acabaron las castas”. Y de esta forma se dio inicio a la guerra de independencia.
La primera celebración de 15 de septiembre fue en 1824, con una gran serenata frente al Palacio Nacional y salvas de artillería.
La primera del 16 de septiembre como nuestra fiesta nacional, fue en 1825, cuando el Ayuntamiento expidió un bando pidiendo iluminar y adornar todos los balcones de las casas, y el Presidente Guadalupe Victoria invitó a un brindis en Palacio en el que recibió la felicitación del cuerpo diplomático y otros dignatarios.
En México se practicaba la costumbre española de celebrar las verbenas, veladas de regocijo popular para conmemorar las vísperas de las grandes celebraciones. Así, el primer Grito de Independencia de que se tiene memoria fue el 15 de septiembre de 1846, siendo Presidente José Mariano Salas, pero todas las celebraciones del 15 y 16 la presidían autoridades civiles y eclesiásticas. La primera celebración laica ocurrió en 1857.
Maximiliano se trasladó a Dolores en 1864 y dio el grito el día 16 en los balcones de la casa de Hidalgo. Por su parte, el Presidente Juárez dio el Grito la noche del 15 de septiembre en la Hacienda San Juan de la Noria, en Durango.
Siguiendo esta costumbre, se continuó dando los gritos las noches de los 15 de septiembre, vísperas de la gran fiesta del 16. Existe la conseja de la coincidencia del cumpleaños del dictador Porfirio Díaz, pero como ya hemos visto, hay una tradición anterior, que seguimos continuando en México y en el extranjero.
El balcón de mi humilde casa, como todos los septiembres, luce una bandera mexicana. Viva México.

También le recomendamos

No desaprovechemos las lecciones de América Latina

Aquiles Córdova Morán Son tres los factores del poderío avasallador del capital monopolista que hoy …