Ultimas noticias

NOSTRADAMUS, EL GRAN PROFETA

Ferdusi Bastar Mérito

Michel de Nôtre-Dame, más conocido como “Nostradamus”, fue un médico, teurgo y astrólogo francés, con gran influencia en los círculos del poder a mediados del siglo XVI, y autor de Las Profecías, un libro de predicciones planteadas en cuartetos en que intercala palabras en provenzal, francés, latín, italiano, hebreo, árabe, y silogismos que dan lugar a múltiples interpretaciones, al gusto de cada uno de sus lectores.
La vida de Nostradamus tiene muchas facetas. Muy joven y ya ejerciendo como médico, vivió la tragedia de que murieran su esposa y sus dos hijos, contagiados por la peste negra o bubónica, que asoló a Europa y Asia. Esta terrible enfermedad la transmitía el piquete de una pulga que transportan las ratas, y aparentemente se originó en Mongolia, y después de devastar China e India, llega a Europa por las rutas comerciales produciendo la mayor mortandad de la historia, que en algunos lugares, llegó a dos tercios de la población, ocasionando además el caos, ya que en la crisis no había justicia, pues los encargados de aplicarlas o estaban enfermos o encerrados para evitar ser contagiados.
Si bien el clímax de esta peste fue a mediados del siglo XIV, Europa necesitó de dos siglos para reponerse de esta calamidad, que aún cuando diezmó a su población, disminuyó la fe ciega en la religión y los mandatos divinos, propiciando el florecimiento del renacimiento, la cultura y las artes.
Sumido en la depresión, Nostradamus se dedicó a investigar los orígenes y posibilidades de curación de este terrible mal así como los métodos profilácticos para prevenir su contagio, y ya iba muy avanzado en este trabajo, que tuvo que abandonar ante los avisos de que la inquisición le seguía los pasos, pues el alto clero consideraba que era un pecado oponerse a un mandato divino, y que la peste era un castigo impuesto por la divinidad a una sociedad pecaminosa, y por tanto se caía en un pecado al tratar de impedir esta voluntad sancionadora.
Nostradamus cambió de residencia, contrajo nuevas nupcias y se dedicó a producir “Calendarios Anuales” con predicciones que le dieron gran fama, principalmente en los círculos de poder, publicaciones que hacía como Nostradamus, la versión latina de su nombre. La católica Catalina de Médici, esposa del Rey Enrique ll de Francia, fue una gran admiradora de sus calendarios y lo llamaba a Paris para preguntarle sobre el futuro de sus tres hijos, Francisco ll, Carlos lX y Enrique lll, que también fueron reyes de Francia.
Nostradamus muere en 1566, pero deja como legado a la humanidad, sus Calendarios y Profecías, con miles y miles de predicciones llenas de silogismos. Con un poco de buena voluntad, siempre podremos encontrar alguna, que de alguna forma, se pueda aplicar a cualquier acontecimiento reciente, para que podamos afirmar: “Nostradamus lo dijo”

También le recomendamos

POR SU SOBERBIA Y CORRUPCIÓN, EL GOBIERNO DEL CAMBIO SE AUTO ANIQUILÓ

Reprueba en sus propios indicadores de desarrollo. La opacidad fue la norma para la información …