Ultimas noticias

La gente no tiene para pagar la luz: PRI

  • Somos “campeones en desempleo” y somos “campeones en decrecimiento económico”. De los dos millones 400 mil habitantes que tiene el estado el 51 % vive en pobreza y de éste el 25 % vive en pobreza extrema, es decir, no tienen ni para comer. Hay una cultura arraigada de no pago a la luz y ahora no pueden exigir quienes inventaron la resistencia civil que ahora si se pague, “no tienen calidad moral para hacerlo, no tienen calidad política para exigirlo”, denunció el líder priista, Pedro Gutiérrez Gutiérrez.

Ismael García Ruiz

La resistencia civil debe continuar porque la gente no tiene dinero para pagar la luz. La economía de las familias tabasqueñas en su mayoría está quebrada. No es que no quieran pagar, es que no pueden pagar, puntualizó el Presidente del CDE del PRI, Pedro Gutiérrez Gutiérrez.
En gira de trabajo por las rancherías Ismate y Chilapilla segunda sección, Barranca y Guanal, ejido Tintillo, acompañado del Secretario de Operación Política del CDE, Rodolfo Morales Díaz, señaló ante comités seccionales y líderes sociales que Tabasco es la entidad en donde mayor desempleo existe.
Somos “campeones en desempleo” y somos “campeones en decrecimiento económico”. De los dos millones 400 mil habitantes que tiene el estado el 51 % vive en pobreza y de éste el 25 % vive en pobreza extrema, es decir, no tienen ni para comer, indicó.
Así se lo hizo saber a Otilio Ascencio Camacho, líder y exdelegado de la ranchería Ismate y Chilapilla segunda sección, a Ovidio Ventura Ramírez, Víctor de la Cruz Pérez, María Sandoval Montero, Estanislao Pérez Ventura, Ramón Ascencio Arias y Gonzalo Álvarez Falcón, líderes, seccionales y exdelegados de la ranchería Barranca y Guanal, ejido Tintillo.
La resistencia civil comenzó como un movimiento político, encabezado por Andrés Manuel López Obrador porque perdió las elecciones a gobernador con Roberto Madrazo Pintado y luego se convirtió en un movimiento social por que la CFE comenzó a cobrar caro el consumo de luz y la gente no tuvo para pagar, precisó el líder priísta en presencia de Carlos Rosendo Espinosa Cruz, Secretario de Organización del PRI municipal de Centro.

NO HAY DINERO PARA PAGAR
Por ello, dijo, la resistencia civil ahora es parte de la economía doméstica. Los usuarios en su mayoría no tienen presupuestado en la distribución de sus salarios dicho pago. Desde hace muchos años lo que destinaban para pagar la luz lo utilizan para otros gastos familiares.
Como sus salarios no han aumentado, por el contrario, han disminuido, ya que Andrés Manuel López Obrador y Adán Augusto López se han dedicado a dejar a la gente sin empleo y al empleado que se queda le han recortado sus salarios y les han quitado sus compensaciones y reducido en un 70 % sus aguinaldos ocasionando que la economía familiar esté en crisis, pues no se puede obligar a la gente que ante estas condiciones de pobreza y marginación se pague la luz, manifestó.
En ese sentido, subrayó, hay una cultura arraigada de no pago a la luz y ahora no pueden exigir quienes inventaron la resistencia civil que ahora si se pague. No tienen calidad moral para hacerlo. No tienen calidad política para exigirlo.
Por eso, nosotros decimos que no hay que pagar la luz, que hay que seguir en resistencia civil hasta que las condiciones económicas mejoren como prometió la cuarta transformación, expresó.
Cuando las condiciones económicas cambien, entonces pueden regresar con el cobro de la tenencia vehicular y el pago de la luz. Pero mientras Tabasco siga siendo el peor Estado económicamente hablando, lo que tienen que hacer los representantes de la cuarta transformación es apoyar a la gente para que no pague la luz todo el sexenio de López Obrador.

GOBIERNO DE EXCUSAS Y PRETEXTOS
Por otro lado, el presidente del PRI externó que Adán Augusto López Hernández es un gobernador que pasó de vender ilusiones a un gobernante de excusas y pretextos. Como candidato y en los primeros días de su mandato decía que haría caminos, plantas potabilizadoras, que habría un nuevo sistema de salud para todos, que los tabasqueños ya no se preocuparían por la seguridad, que habría empleo, que habría desarrollo, que habría reconciliación con todos los sectores de la sociedad, que se acabaría la corrupción y que se disminuiría la pobreza, sobre todo, porque un tabasqueño del mismo partido había ganado la presidencia de la República.
Cinco meses después, señaló el líder del priísmo tabasqueño, tenemos a un gobernador que se la pasado culpando de todas sus mentiras y desgracias al gobierno de Arturo Núñez Jiménez. Núñez se ha convertido en el pretexto del sexenio para justificar su incapacidad para gobernar. Dijo que lo metería a la cárcel por corrupto y lleva cinco meses como gobernador y no lo ha tocado ni con el “pétalo de una rosa”.
Estas comunidades de Ismate y Chilapilla y Tintillo, a pocos kilómetros de la ciudad, viven en la marginación y el abandono pues no cuentan con atención médica, no hay luz ni agua potable, y sus carreteras aún son de terracería. Los funcionarios de la cuarta transformación no se paran ni de broma. Nadie viene a verlos. Nadie se acuerda de ellos. La pesca que era una de sus opciones económicas está cancelada porque sus cuerpos lagunares se azolvaron y el gobierno no ha tenido la capacidad de ofrecerles alternativas de desarrollo. Todos los días reciben discursos, promesas y pretextos de los gobernantes morenistas pero programas que los saquen de la pobreza ninguno.

También le recomendamos

Adán Augusto predica con el ejemplo

“Ténganme un poquito de paciencia”, pidió el mandatario en su mensaje de aliento a este …