Ultimas noticias

Gerardo Gaudiano y sus karmas

El principal negativo de Gerardo Gaudiano es ser mentiroso, y lo es por naturaleza, por eso, tiene regularmente que estar desdiciéndose mentiras. Tiende a mentir en sus pláticas, entrevistas y obviamente al comprometerse. Por eso, quién lo conoce ya no le cree, no tiene palabra de honor, y eso le resta credibilidad. Es su karma.
La gente ya no le cree, por eso en un desaguisado que tuvo cuando se atrevió a caminar pidiendo el voto por la colonia Miguel Hidalgo de Villahermosa, según se aprecia en un video que circula en redes sociales, un grupo de colonos le reclaman que no les autorizaron un drenaje, y que en obras públicas les dijeron que si no se hacía el drenaje no se podía hacer otra obra ya autorizada.
A lo que Gaudiano responde primero les tienen que hacer el drenaje, y argumenta como justificación que hacía mucho tiempo que no se hacía eso, que iban avanzando, pero una mujer le dice, que el problema es que van a presidencia y allá les dicen, que eso es culpa de él que prometió y no cumplió, a lo que responde “yo ya no estoy ahí”, queriendo quitarse la responsabilidad.
Ese cinismo de decir “yo ya no estoy ahí”, como diciendo esa ya no es mi responsabilidad, alteró los ánimos de los reclamantes, y cuando quiso seguir hablando y dijo “por eso”, ya no lo dejaron hablar y le gritaron “la verdad estamos cansados de que nos engañen” y otra voz le dijo, “cuando estuviste lo prometiste, cuando estuviste en presidencia lo prometiste ¡mentiroso!”.
Definitivamente les molestó más que los quisiera volver a engañar a qué no les cumplió. Ya lo demás es vergonzoso, no le quedó más que bajar la cabeza y sigilosamente emprender la retirada, escabullirse lentamente, mientras una mujer dice, “es que mejor se da la vuelta”, y le contestan, “es que le estoy diciendo que cuando estuvo en presidencia lo prometió”.Gerarado Gaudiano Yo soy el Centro

HARTOS DE GAUDIANO
Acto seguido, la misma voz dice ya gritando, “jálale, jálale, jálale”, y es ahí cuando prácticamente emprende la huida y camina velozmente hacia su camioneta, mientras se escucha, “a la chingada coño, jale a chingar a su ma… Gerardo”. Retirarse fue lo más prudente, el hartazgo había colmado los ánimos, después de la mentada de madre casi corrió y mientras se subía a la camioneta recibió otra mentada de madre.
Gerardo Gaudiano menospreció la inteligencia de los tabasqueños, sobre todo de los habitantes de Centro donde falló como alcalde, no cumplió muchos compromisos de campaña, ni las obligaciones del cargo.
Al tomar protesta se comprometió a desempeñar leal, eficaz y patrióticamente el cargo de edil conferido por el pueblo, “mirando por el bien y la prosperidad”, lo pongo entre comillas porque dijo que si no lo hiciera que el pueblo y el municipio de Centro se lo demandara. El pueblo ya se lo está demandando. Quién esto escribe lo ha hecho hace mucho tiempo.

¿Por qué no cumplió Gerardo Gaudiano como alcalde de Centro?
Primero que nada porque se rehusó a cumplir su obligación de prestar el servicio público de seguridad pública, para ello ha mentido reiterativamente, al señalar que esas son facultades del gobierno del Estado, eso es mentira, el municipio está facultado para prestar ese servicio.
*El 1 de febrero de 2016 firmaron un convenio el Ayuntamiento de Centro y el Gobierno de Tabasco con vigencia hasta el 31 de diciembre de 2018, para transferir temporalmente las facultades del municipio de brindar el servicio de la policía preventiva en Centro a la Secretaría de Seguridad Pública.
Esto es que el Ayuntamiento de Centro que encabezó Gaudiano depositó en el Gobierno del Estado su obligación de salvaguardar la integridad, derechos y bienes de las personas y preservar las libertades, la paz y el orden público. Lo cual no sucedió,
Luego entonces, al ver Gerardo Gaudiano que no estaba satisfecha su responsabilidad, de brindar paz y tranquilidad a los habitantes de Centro en su persona y propiedades, ¿por qué no la asumió? Simple y llanamente porque no quiso, porque rehusó cumplir con esa obligación. Faltó a su juramento.
El artículo 115 Constitucional establece que los ayuntamientos tendrán a su cargo las funciones y servicios públicos de agua potable, drenaje, alcantarillado, tratamiento y disposición de sus aguas residuales. Alumbrado público. limpia, recolección, traslado, tratamiento y disposición final de residuos.
Asimismo, mercados y centrales de abasto, panteones, rastro, calles, parques, jardines y su equipamiento, seguridad pública, en los términos del artículo 21 Constitucional, la policía preventiva municipal y tránsito, estos son los servicios públicos que debió proporcionar con calidad y suficiencia el Ayuntamiento.

CENTRO EL MUNICIPIO MÁS VIOLENTO
Lo cierto es, que durante el gobierno de Gerardo Gaudiano, simplemente no se prestaron los servicios públicos de policía preventiva, tránsito, rastro y central de abasto. Sobre la falta de seguridad, sólo diré que Villahermosa es una de las ciudades más inseguras del país y Centro el municipio más violento de Tabasco.
Sobre los servicios públicos de tránsito y central de abasto, seguramente argumentarán que el gobierno del Estado presta esos servicios y que son suficientes. En cuanto al rastro, el Ayuntamiento al no contar con uno, resulta responsable del problema de salud pública existente por la proliferación de las matanzas clandestinas.
El servicio público de agua potable, es deficiente. Las plantas potabilizadoras son insuficientes y no cuentan con el material suficiente para potabilizar, en muchos lugares llega con un color “chocolate”, es insalubre. La red de agua potable está en mal estado y según me comentó Gaudiano se desperdicia la mitad.
En cuanto al drenaje podemos decir que está colapsado, por eso los socavones, y se corre el riesgo de que un día nos inundemos de aguas negras porque tiene más de 50 años. No hay drenaje pluvial. El drenaje que necesita Villahermosa tiene un costo superior a los siete mil millones de pesos.
El costo y la magnitud de la obra hace necesario realizar un proyecto para hacerlo paulatinamente, claro está qué hay que mandarlo al Congreso del Estado para que se autorice y queden obligadas a darle continuidad las próximas administraciones. Ni el proyecto hizo Gaudiano.
Del alcantarillado, podemos decir que cuando llueve, aunque no sean lluvias torrenciales se ven rebasados, hay anegaciones constantemente. Las rejillas o tapas están en mal estado y la basura se acumula, el desazolve, es necesario y más si no usan todos los equipos existentes, eso justificó la renta de unos equipos, se le cuestionó porqué no comprarlos que habría salido más barato.
Tratamiento y disposición de aguas residuales. Las plantas existentes son insuficientes, la contaminación de los ríos que pasan por la ciudad de Villahermosa es alarmante. Existen descargas de drenajes a los cuerpos de agua naturales, que se realizan sin ningún tratamiento y ni siquiera se han iniciado los trabajos para detectarlos, sancionar y eliminarlos.

LE QUEDÓ GRANDE LA SILLA
Así podría seguir, señalando las carencias de los servicios públicos que prestó el ayuntamiento de Centro durante el tiempo que gobernó Gerardo Gaudiano, pero el espacio es insuficiente. Lo que si debo decir es que no fue capaz de prestarlos con calidad y suficiencia, en pocas palabras no pudo dar solución a la problemática de los servicios públicos.
Lo anterior, debe ser analizado a conciencia por el electorado. Porque si Gerardo Gaudiano no pudo solucionar los problemas de la prestación de los servicios públicos, entonces, la pregunta que cada elector debe hacerse, es, ¿si tendrá la capacidad y los deseos de acabar con la inseguridad, el desempleo y el decrecimiento económico de Tabasco? Para mí no. Hasta la próxima entrega.

También le recomendamos

Del me vale a la eutanasia social

Antes de que el peor gobernante que haya tenido Tabasco deje el poder, las voces …