Ultimas noticias

El gobernador Cuauhtémoc Blanco suma 56 denuncias en contra del ex gobernador Graco Ramírez

El Ejecutivo de Cuernavaca, Morelos, Cuauhtémoc Blanco apreta cada vez más su paso, y sin miramientos, ni argumentos, ni discursos de justificación, desde el inicio de su administración se le fue directo a su antecesor el ex gobernador Graco Ramírez.
De acuerdo a información reciente, el gobierno de Cuauhtémoc Blanco ha presentado ante la fiscalía 56 denuncias en contra del ex gobernador y de quienes fueron sus colaboradores, por diversos delitos de actos de corrupción en el sexenio pasado 2012-2018.
Samuel Sotelo Salgado, consejero jurídico del Poder Ejecutivo estatal, señaló qué del total de las 56 denuncias, “15 casos ya han sido judicializados y se ha logrado que 12 ex funcionarios sean vinculados a proceso penal”. Dentro de los ex servidores públicos, hay cuatro ex secretarios del gris gabinete de Graco Ramírez.
Con mucha virilidad, el gobernador Cuauhtémoc Blanco interpuso directamente una denuncia en contra de Graco Ramírez y fue entregada ante la Fiscalía General de la República (FGR) el 13 de febrero pasado.
El documento fue presentado por el propio gobernador, quien acusa al ex mandatario estatal, además a su esposa, Elena Cepeda; al hijo de esta, Rodrigo Gayosso; y a un Notario de nombre Javier Barona, por los delitos de delincuencia organizada, evasión fiscal y lavado de dinero.
“La denuncia en concreto señala la posible compra irregular de bienes inmuebles en la ciudad de Cuernavaca por alrededor de 22 millones de pesos”.
En este sentido, “la Consejería Jurídica calcula que, hasta el momento, el posible daño al erario de Morelos suma 4,000 millones de pesos y sigue creciendo conforme se van detectando más casos, por lo que el actual gobierno no solo busca pena corporal para quienes resulten responsables, sino que estos devuelvan los recursos involucrados”, demanda el consejero jurídico.
Entre las irregularidades encontradas está la asignación directa de obras públicas, en procesos en los que se rebasaron los montos máximos permitidos por la ley.
Mientras todo esto acontece, aquí en el trópico, en la tierra del presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, Arturo Núñez Jiménez, sigue loco de contento como el jibarito, pues no se le toca ni con el pétalo de una rosa, cuando se tiene conocimiento de que el robo del siglo perpetuado por Arturo Núñez, su esposa Martha Lilia y demás secuaces rebasó los más de 10 mil millones de pesos.
Nada más a la ex presidente del DIF, Martha Lilia se le detectó a vuelo de pájaro 3 mil millones de pesos que le pagó a una empresa de protección privada, originaria del vecino estado de Chiapas.
La corrupción del gobierno de Núñez fue inmensa, es decir, una grosería, mientras el gobierno de MORENA no ve ni oye nada. Y no es para menos, pues aseguran sus detractores que Núñez compró su inpuinidad para él, su esposa y demás secuaces. Además de haber dejado a varios de sus “hijos” con
sendos cargos en el actual gobierno.

También le recomendamos

Cari-Editorial