Ultimas noticias

Caleidoscopio Cultural

“Escucha bien amor lo que te digo
pues creo no habrá otra ocasión,
para decirte que no me arrepiento
de haberte conocido”

Hola queridos amigos y lectores que nos acompañan una semana más, en este devenir de la vida, espero su fin de semana sea de provecho y la que inicie sea fructífera y rendidora, sin tantos ajetreos.
Después de una larga temporada en recuperación, estoy de nueva cuenta con ustedes, repuesta y con nuevos bríos y la suficiente fortaleza para continuar adelante con la bendición de Dios Padre.
Hay amores intensos, apasionados que hacen padecer, que se acrecientan muy de prisa, son amores turbulentos, entregados, ardorosos, pasionales. Amores prohibidos que viene y van que nunca se han ido, que no volverán, amores que matan, que desgarran el alma… que duelen de mas, secan un corazón y lo congelan… Son amor de mentira, amor de verdad… Amores prohibidos  e inolvidables…
Decir un te amo en demasía y preso de los sentidos quizá sea prudencial. Y es tanta la locura del alma que los seres en cuestión se piensan, se sueñan, se anhelan se unen por un calor sensual. Y ese soñar amoroso es placentera pasión, la voz, la mirada, el aliento y la fragancia envuelve a los enamorados. Porventura y bondad. Llenando todo el ambiente en común, de la dicha más sincera y plena felicidad.
Es así como nacen los hermosos versos del popular Guillermo Arango Carmona, mejor conocido como Guillo.
Nacido en San Andrés Tuxtla, Veracruz. Un 7 de Octubre de 1941.
Siendo sus padres Don Antonio Arango Torres y la señora Rosa Carmona García.
Pero él y quienes le conocen consideran que es un tabasqueño más, por los añosde radicar en el municipio de H. Cárdenas.

“Una eternidad”

Seguí caminando.
Siempre atrás de ella.
Llegué a campo abierto
y entonces, yo vi millones
de estrellas que rodeaban su cuerpo.

Millones de flores,
eran su aposento.
¡Sin voltear a verme
escuché que hablaba!

¡En algún momento…
Aquí llegarás, viviremos juntos
toda una eternidad!

Desperté de pronto
y mi corazón quería gritar…
¿Dónde estás amor mío?

Y el Padre Nuestro me puse a rezar…

“Reclamo al Señor”

Recuerdo sus besos, sus abrazos
y siento que fueron pocos…
Me entregue con ella…
Despertó en mí el deseo de amarla
Sus besos y abrazos,
fueron suficientes para recordarla
hoy, como mi dulce quimera.

¡Dios, hoy quiero reclamarte!
¿Por qué te la llevaste?
¡Si era tan mía!
¡Me la quitaste Dios mío!
¡Acaso en el cielo no tienes millones de estrellas?

¿Por qué Señor mío?
¡Me quitaste su amor, Padre eterno!
¡Y me clavaste un clavo en mi corazón enfermo!

Octubre, el mes de la luna más bella, se ha visto con cielo nublado y bastante lluvioso pero con un clima frío por tanta humedad. Extremen precauciones con los niños y los adultos mayores por las gripes y resfríos.

Les dejo con esta breve reflexión a manera de cuento.

¡Estar o no comprometidos?

Este es un cuento acerca de cuatro personas
que se llamaban Todos, Alguien, Cualquiera y Nadie.

Había un trabajo importante que hacer
Todos, estaban seguros que Alguien lo haría.

Cualquiera podría haberlo hecho
Pero Nadie lo hizo.

Alguien se disgustó por eso, porque era
la tarea de Todos.

Todos pensaron que Cualquiera
podría hacerlo, pero Nadie previó
que Todos no lo harían.

Este cuento terminó cuando Todos le echaron
la culpa a Cualquiera; cuando Nadie hizo
lo que Cualquiera podría haber hecho.

Ya me voy… Ya me  despido…
Permiso tuve de hablar, de la parca
me ando escondiendo…
Pues me quiere llevar…
Al camposanto a rumbear.

Hasta la próxima edición.

También le recomendamos

SIN RODEOS Luis Uriel Acosta Magaña

SIN RODEOS

Tabasco 6° lugar nacional en feminicidios Independientemente de la corrupción que genera el Gobierno del …