Ultimas noticias

Caleidoscopio Cultural

Bienvenidos mis queridos lectores, a una edición más de su revista Suceso, con el artículo de Caleidoscopio Cultural.
Hoy les dejaré unos tips para disfrutar estas vacaciones de verano en casa. Las vacaciones de verano siempre han sido formidables y entretenidas, hace unos años las vacaciones no nos dejaban ni un momento para el aburrimiento porque siempre había algo que hacer, recuerdo como corríamos por el campo, tratando de atrapar mariposas y caballitos del diablo (libélulas), por las tardes nos reuníamos todas las amigas para realizar apuestas corriendo alrededor del parque, corriendo cada una para el lado contrario, hasta llegar al mismo punto de donde habíamos salido, la cual era la meta; ganaba quien primero llegase. No había premio, solo era la satisfacción de ganar, ahora con los niños en vacaciones seguramente tenemos menos descanso, lo que no ha cambiado es que tenemos muchas obligaciones y muy poco tiempo para dedicarnos a entretener a los chiquitines.
Entonces, debemos dividirnos el tiempo para que los niños no se tornen aburridos, incluso si no salimos de vacaciones, tendremos que buscar la forma de entretenerlos y puede que sin algunos amigos los cuales, sí han ido de vacaciones, el fantasma del aburrimiento puede flotar sobre nuestras cabezas, y no queremos que eso suceda. Por ello, es que aquí les dejo estas ideas que pueden hacer el verano de los niños más divertido, aunque nos quedemos en casa.
En algún momento del día podremos disponer para alguna actividad de fácil hechura. Podemos utilizar hojas o alguna libreta o incluso elaborar nosotros mismos un diario. Con espacio para que dibujen los peques o pongamos alguna foto.
Una fotografía al día. La fotografía para niños puede ser muy educativa, aunque el simple placer de escoger qué fotografiar ya es estimulante para ellos. Los más pequeños pueden ser los protagonistas de la instantánea o elegir lo que fotografiaremos, mientras que los mayores pueden ellos mismos crear la foto.
Una de las mejores maneras de implicar a los niños en la vida familiar es hacer que participen realizando la compra: que ayuden a hacer la lista, a escoger los productos en el súper mercado… Al mismo tiempo hacemos algo necesario para el día a día, pero de manera divertida con los niños y no como una obligación.
Recetas con niños. En el súper pueden escoger los ingredientes para la comida, una comida que ellos mismos pueden preparar. Les dejo muchas ideas para cocinar con los niños, además de un montón de recetas refrescantes para el verano y que pueden ser desde unas empanaditas de carne o queso, queso con azúcar, unos deliciosos espaguetis con camarones, ricas banderillas y hasta gelatinas de postre.
Una manualidad al día. Disfrutar de las manualidades con niños es pan comido. Además, tendremos como resultado un bonito recuerdo para regalo o para adornar un espacio. ¡Lo importante es el tiempo que pasan creando y aprendiendo! Pueden pintar piedritas en forma de fresas y algunas con florecillas de colores. Elaborar macetitas con botellas de refrescos y plantar algún cactus con mucho cuidado.
Puede que no salgamos de vacaciones, pero si tenemos tiempo libre hay que aprovechar para hacer paseos y excursiones con los niños. Siempre hay que seguir los consejos de seguridad para estas salidas, para que no tengamos ningún contratiempo y que la jornada sea inolvidable, porque pasear con ellos es muy gratificante y aprenden a convivir con la naturaleza. En el parque, las afueras buscando tesoros, patinando, quizá en alguna alberca, nadando… Son lugares ideales cuando no haya demasiado sol.
También puedes realizar concursos de baile con ellos y darles algún premio, escogiendo su música favorita o alguna otra que nos guste a todos, seguro que es muy divertido inventar una coreografía en casa. Bailar es favorable para los niños, otra manera de estar en forma, desarrollar su sentido auditivo, su psicomotricidad y sobre todo disfrutar la convivencia y la compañía de todos.
Siempre es buen momento para leerles a nuestros hijos, o que mejor que ellos nos lean algo, ellos se sumergen en las historias e imaginan otras nuevas. Los mayorcitos incluso podrán crear ellos su cuento o hasta crear un breve poema. Antes de la siesta, por la noche, al despertar… ¡Cualquier momento es bueno para leer o escribir!
Hacer ejercicio, practicar algún deporte. Saliendo a pasear ya practicamos una actividad física excelente, pero también podemos hacer otro tipo de ejercicio. Marcarnos una tabla en casa o durante los paseos, ir a nadar, hacer bicicleta… Hay muchas maneras de que funcione el corazón y nos mantengamos en forma con nuestros hijos. Eso sí, con el calor y con las horas centrales del día.
Una guerra de agua. Tal vez no se pueda hacer todos los días, pero si se dan las condiciones apropiadas podemos hacer una fiesta refrescante con agua para aliviar los rigores del calor. ¡No olvides vuestras chanclas porque acabaremos todos mojados!
En definitiva, si este verano nos quedamos en casa tenemos muchas formas de lograr que los niños estén entretenidos, y nosotros con ellos. Compartir el tiempo con nuestros hijos es importante y muy enriquecedor, será un verano inolvidable.
Les dejo un breve poema de mi autoría, para dispersar la mente y colmar los recuerdos de aquellas tardes en la Sierra jalapaneca, con exquisita contemplación de los campesinos de mi terruño, el pueblo de Astapa.

CAMPESINO

Campesino, tu esparces el alba en los matorrales
tu remo jala y jala en silencio el cayuco,
por el río la Sierra, donde se pescan corucos.
En su atisbo la serranía, logra reclutar los pimentales

Heredad acompasada de regueras, veredas y hoyancos
escuchas la semilla hundirse al compás llano y recóndito
canturreando la floresta, tiende sus ramajes por el barranco
Hamaqueando el nido del cenzontle bendito.

Campesino que siembras con sudor tu cosecha
el astro rey espiga fulgurante tus sembradíos.
El edén ha forjado el verde de tu selva
Y haz teñido nuevo acento al labrantío

Cultiva la tierra campesino y espárcela de semillas.
En tu alma labriega, llevas mil tormentos
Tu siembra fecunda al centro del arado y la orilla.
Y el boscaje en el ocaso es dulce momento.

Llega el tiempo de segar la cosecha y la mies,
Abunda generosa en tus manos rumbo a tu morada.
agolpas la tierra, bajo la pisada segura de tus pies.
Cargando a mecapal, tu triunfante jornada.

Nos vemos en la próxima edición
Y no olviden sonreír y ser felices.

También le recomendamos

TEMPERATURA POLITICA

AMLO, TRIUNFO CONTUNDENTE Y CERTERO. ELECTORES LE DAN LA VICTORIA Y DEPOSITAN SU CONFIANZA EN …