Caleidoscopio

Bienvenidos a este espacio de Caleidoscopio cultural de su revista Suceso. Enhorabuenas.
El adviento (en latin: adventus Redemptoris, ‘venida del Redentor’) Es el primer período del año litúrgico cristiano que consiste en un tiempo de preparación espiritual para la celebración del nacimiento de Cristo. Su duración suele ser de 22 a 28 días, dado que lo integran necesariamente los cuatro domingos más próximos a la festividad de la Natividad (celebración litúrgica de la Navidad), pero en el caso de la iglesia ortodoxa el Adviento se extiende por 40 días, desde el 28 de noviembre hasta el 6 de enero.
Los fieles cristianos consideran al Adviento como un tiempo de oración y de reflexión caracterizado por el tiempo de esperanza y de vigilia, de arrepentimiento, de perdón y de alegría. En la Iglesia ortodoxa, el Adviento incluye como nota particular una abstinencia estricta de ciertos alimentos, que torna en un ayuno estricto (conocido como el ayuno de la Natividad) en el caso de la iglesia ortodoxa copta.
Durante el Adviento, se coloca en las iglesias y también en algunos hogares una corona de ramas de pino, llamada corona de adviento, con cuatro velas, una por cada domingo de Adviento. Hay una pequeña tradición de Adviento: a cada una de esas cuatro velas se le asigna una virtud que hay que mejorar en esa semana, por ejemplo: la primera semana, el amor; la segunda, la paz; la tercera, la tolerancia y la cuarta, la fe.
Los domingos de Adviento, la familia o la comunidad se reúne en torno a la corona de Adviento. Luego, se lee la Biblia y se hace alguna meditación. 
Les comparto un breve poema, disfruten su lectura.
Pastores venid, fiesta hay en el Edén 
¿escucháis canciones sonoras? 
 ¡El niño Jesús nació en Belén!

Es época de adviento 
Ha nacido el niño, estamos contentos. 
¡Dadle cobijo al Niño Rey!
en un humilde pesebre al viento 

¡Pastores, en multitud 
venid, venid, a adorar al niño!
¡El Rey del mundo
¡El Rey de David! 

Tintinan campanas puras 
que armonizan de 
gozo en las alturas 
Por el Rey de Israel! 

Las aves en cantos y revoloteos 
invaden cada rincón, 
y están de fiesta…
Los cielos, la tierra…
Y de cada hombre el corazón. 

Les comparto una receta para estas fechas decembrinas. 
“Solomillo de cerdo relleno de ciruelas con salsa de fruta”:
4 solomillos de cerdo. 
400 gr de ciruelas pasas deshuesadas. 
500 gr de frutas deshidratadas. 
100 gr de piñones.
Sal gorda, la necesaria. 
Aceite de oliva virgen extra, el necesario. 
2 vaso de vino blanco. 
4 vasos de agua. 
200 ml de nata líquida.
Rellenamos las ciruelas con piñones, unos tres o cuatro en cada pieza. Limpiamos los solomillos quitando grasa y restos de tejidos con el cuchillo. Con la ayuda de un utensilio alargado traspasamos las piezas a lo largo para facilitar un canal para insertar el relleno.
Introducimos un dedo en el agujero para aumentarlo y vamos introduciendo las ciruelas una a una hasta rellenarlos por completo. Veremos como la pieza aumenta su grosor. A modo de un esclaveteado.
Espolvoreamos las piezas de carne con sal gorda y las sellamos en una sartén con aceite muy caliente a fuego alto. Dejamos que se hagan por todos los lados, y que adquieran color. Cuando la carne esté sellada la rociamos con el vino blanco y dejamos que reduzca  por dos minutos. Añadimos las frutas deshidratadas y bañamos con cuatro vasos de agua. Tapamos la sartén y dejamos que se cocine durante 20 minutos a fuego medio o hasta que la carne este suave. Pasado este tiempo, quitamos la tapa y dejamos que reduzca la salsa cinco minutos o hasta que tenga una consistencia adecuada. Añadimos la nata líquida, bajamos el fuego y movemos la sartén hasta que la salsa tome una consistencia melosa. Cortamos los solomillos en filetes gruesos y servimos en un platon sobre la salsa con la guarnición de frutas.
Hasta nuestra próxima edición, pasen felices fiestas.
Sonrían y sean felices…

También le recomendamos

Flor de Achiote

CALEIDOSCOPIO

Hoy les hablare de cómo se elabora el achiote, su uso y la forma de …