Ultimas noticias

Caleidoscopio

Queridos lectores, bienvenidos sean una vez más a esta sección, Caleidoscopio Cultural de su revista Suceso. Recién pasados los días 1 y 2 de noviembre donde celebramos a la muerte de nuestros seres queridos, mediante altares con flores y las ofrendas de los alimentos que sabemos que a ellos les encantaba degustar. Este es un tema bastante común en México tanto desde el plano místico, espiritual, como una costumbre desde tiempos inmemoriales y con un profundo valor cultural. México es el único país donde esta celebración traspasa credos y niveles socioculturales. Es el único país donde podemos reírnos, convivir y bailar en estos días con la muerte, con nuestra amada catrina. Esa malvada, atrevida, espontanea, aparecida y risueña alma gemela que cada ser trae consigo pegada sino a la costilla si a cuestas, en la espalda, a nuestro lado que cuando ella quiere, en el momento que lo desea con un simple guiño en señal de pedir permiso al Creador nos juega la fría y congelante broma de pasar a “mejor vida” en un segundo y después de eso… ¡El finado era muy bueno! ¡La finada era un alma de Dios!
¿Pero qué es la muerte? En cláusulas ordinarias, la muerte se define como la culminación de la vida, cuando uno se muere los signos vitales se encuentran nulos. En la medicina, se habla de muerte cerebral, cuando el cerebro deja de funcionar totalmente y de manera definitiva, sin embargo, para que los médicos certifiquen que ha ocurrido muerte cerebral es necesario cumplir con ciertos procedimientos, como por ejemplo, el registro de la ausencia de reflejos ante una serie de estímulos, y la falta de respiración absoluta y para finalizar la toma de un encefalograma plano, el cual manifiesta la entelequia o nula actividad cerebral.
En la actualidad, la medicina ha evolucionado tanto, consintiendo que la persona, continúe viviendo de forma artificial, conectado a máquinas que ayudan a que el corazón siga latiendo. De allí surge la versión moderna de la muerte, como muerte cerebral o coma irreversible, permitiendo la posibilidad de que estos pacientes, por autorización previa, o por decisión de sus familiares puedan donar sus órganos a quienes lo necesiten. La muerte, ocurre a veces de manera natural (por vejez o por enfermedad); o de forma violenta (accidentes, suicidio, homicidio, etc.).
En las diferentes creencias, tienen una interpretación propia de lo que significa la muerte, por ejemplo, para el cristianismo, la muerte no es el fin de la vida, todo lo contrario, es el paso hacia una nueva vida al lado de Dios, es la espera de una promesa divina como es la resurrección. Para el catolicismo, la muerte es la vía de purificación, del mundo terrenal hacia el cielo o el infierno según sea el caso. Para los musulmanes, la muerte representa lo mismo que el cristianismo, la única diferencia es que ellos no tienen la creencia de que al morir van a ir al infierno, ya que ellos esperan la intervención del profeta Mahoma para que los proteja de la condena.
En el hinduismo, la muerte no significa la ida al cielo o al infierno, ellos creen que la persona al morir, su alma volverá a través de la reencarnación, y no necesariamente reencarnara en un cuerpo humano, es posible que lo haga en un animal, esto va a depender del karma y las obras de la persona durantesu vida terrenal.
Tradicionalmente la imagen de la muerte es personificada por una lívida y flacucha mujer, vestida de negro y que lleva en su mano una guadaña. Por ser la segadora de la vida. La Garbancera de Posadas, esa que es tan popular con rima, en versos o en prosa como comúnmente llamamos a las calaveritas, escritas para hacer amena la vida de quienes aún viven y vivos se “mueren tantito y de a mentís” para ser actor en dicho verso.
“La muerte es democrática, ya que a fin de cuentas, güera, morena, rica o pobre, toda la gente acaba siendo calavera” (José Guadalupe Posada)

Mayté Zapata Zapata
La catrina se presentó en los Reyes Loma Alta.
Venía cansada y apestosa del “Sobaco”
Ella vino a buscarse a Mayté Zapata Zapata.
La encontró y se la llevo con todo y el “polaco”

La llora Don Pepe Iris, allá, sentadito en la palapa
¿Muerte ingrata porque te llevaste a mi mujer?
La muerte le contestó… Ay Pepe me gusta por su poder
Descansa que yo #EstoyCercaDeTi, yo soy tu flaca.

Ave Ávalos.
Por el sendero va Ave, va rumbo al C-32
Anda la muerte ingrata muy cerca de ella…
Allá por donde una rana croa
“Ni con jóvenes con fuerza”, ni “cerca de ti”
Tú te vas conmigo, pero antes vamos por unos de la “CIOAC”

Miguel Durán.
Ese hombre con pensamiento teológico
Con conocimiento político, se esconde de la muerte.
Y ni una foto le concede. Al malvado lo engañaron…Entre
Margarita Alejandro y Hernández Luna Alcides.
Hoy la huesuda lo arrastra y tras él, más de mil mujeres van
Derechito al camposanto, donde ahora está.

Alipio Pérez Ortiz
Por la calle va un cortejo.
Y muchos amigos tristes van
La huesuda se llevó a Don Alipio
Pues quiere un coordinador.
El será su fiel confidente, su asesor,
su coordinador excelente…

Carlos Acevedo.
Político de gran valía
A quien la grilla le tiene miedo…
Más no la parca, ella a nadie le teme.
Gustosa lo abraza, en una de tantas reuniones
Se lo lleva infartado, ahora el descansa en uno de tantos panteones.

Iván Ramos
Estaba la muerte sentada en una palapa
Observando para llevarse a Iván Ramos
Solo Fue por refrescos y pan
Para compartir con los del distrito cuatro
En eso lo abrazó la muerte y le dijo. ¡Anda, vamos!
Ahora Iván y la flaca, rumbo al camposanto.

Nora
Nora hoy es un fantasma… ¿Por qué?
Esa calaca cualquiera, vino por ella
Y tan injusta fue que le habló al oído…
Te llevaré a mis aposentos…
para que encuentres con quien trabajar y hagas equipo.
Hoy a Nora La velan y por una foto que circula…
La muerte se la llevó en una virula… ¡Aunque sea inocente!

Lili Castillejo
La maleta de Lili Castillejo
llena está de documentos
Para irse de viaje a Oaxaca
Y así escapar en un jumento…
De la catrina elegante
Que ya vino por ella…
Vámonos al panteón gordita chula.
Te llevaré conmigo en un elefante
Lloran Frank y los jóvenes con fuerza
¡Déjalos que lloren… Yo estaré cerca de ti!

Rebeca Vences
Sentada en un precipicio
Estaba la muerte con su guadaña
Vino a llevarse a Rebeca…
Esas empanaditas que aquí haces
Yo las necesito en mi cantón.
Le dijo con tal fervor y se la llevó.
Así resuelves mis oficios y
mis bullicios.

Alma Caudillo
La catrina vino en busca de un ladrillo
Sin mucho buscar vio a una espigada güerita
La tomó de la cintura…
Y al camposanto en un burro…
Se llevó a la juncal Alma caudillo.

Tere Falcón
Sentada está una triste mujer en un balcón
Bajo la luna de plata y una noche de calor
Viene la muerte ingrata, ahí por la 27
Y se lleva sin miramientos a Tere Falcón.
La catrina vino con paso y presencia de una beldad.
Y a Ines Ovis Pedrero vino a buscar…
¿Por qué si pudiste, no te escondiste mujer?

En la vida nunca he usado un disfraz,
así como tal, siempre me recuerdo
Perpetuamente la misma cara, la misma sonrisa
siempre de sencillo atuendo
Y por siempre el mismo corazón.

A veces quisiera poder fingir
Y otra cara al mundo mostrar
Pero lo mío es ser como soy
Aunque quizá nadie lo note
Eso nunca cambiará.
Que si muy confiada, sin durezas
Pues fácilmente a mis ojos
Las lágrimas rebosan…

La muerte cruzó sus dedos por sobre su boca y dijo…
Shhhh… Ni conmigo ni con nadie desnudez tu alma,
siempre habrá quien contra ti los use
para poder doblegarte en dolor…
Calla mujer y vámonos a mis aposentos, en un corcel.

Así les digo, dijo la muerte jactanciosa.
Cuídense todos, la cuestión de política tiene a veces,
cola y lengua de sobra.
Quien se olvide de esto
puede aparecer un día más que otro chamuscado
y tan quemado que no pueda ni siquiera
resurgir como el Ave Fénix…

Hasta la próxima edición.
No olviden sonreír y ser felices.
Dios con ustedes… ¡Siempre!

También le recomendamos

Caleidoscopio

Bienvenidos una vez más a su espacio Caleidoscopio Cultural, en esta su revista Suceso, hoy …