Ultimas noticias

Caleidoscopio

Espero que tengan una excelente semana todos mis queridos lectores. Ya iniciamos agosto y estamos a cuatro meses de llegar a diciembre. El tiempo se va muy rápido. Y nosotros también iniciamos una edición más en esta su revista Suceso.
Iniciamos con los cumpleañeros del mes y hoy tengo el gusto de enviar sinceras felicitaciones al joven ingeniero Gualberto Mendoza Solís que vio la luz un día seis de agosto para felicidad de sus padres y familiares. Vaya un abrazo hasta Tuxtepec Oaxaca.
También a la juncal y bella Yadira Pedrero, que celebra cumpleaños este nueve de agosto. Felicidades Yadi, pásala súper en compañía de tus seres queridos allá en Astapa, Jalapa, el pueblo mágico de historias de barcos y cañones.

Ahora les comparto un breve pero singular poema de mi autoría, disfrútenlo.
Existencia imprecisa

El atributo de la existencia se vaporizó en un santiamén y me pillo el ropaje… ¡Perpetuamente!

Un supletorio atesorado de millones de acaecidos, de multitudes sin amigos, sin retribuciones, aniquilados antes de germinar…

Simplemente una y otras proposiciones que convinieron para que lo fortuito se colmara de gozo, de quimeras traspasadas a alboradas… ¡Indiferentes!

Para que la voluntad formara un tango burlesco consagrando pasiones.
Impeliendo sin vacilar, indiviso aquello que proveía la razón aspirar a concebir… ¡Nacer y vivir!

Aunque los lamentos brotaban sin injuriar al sufrimiento…
Un malestar tan pesado que se alojó en los corazones y se disolvió con la respiración inspirado a espirar… ¡Nacer o morir!

Alarido sordo, ciego que excitaba catástrofes en el hálito de la savia, que atiborraba de quebrantadas fuerzas la vida, implícitamente la más prolija hipótesis de una ilusión, decretada, lastimera, triste en el deslumbramiento de lo enterrado… ¡Lo putrefacto!

La mies acaecida, tan imperceptible, como estar al extremo del arado… ¡Al final del sendero!
Los instantes calaron contiguo a los delirios, renunciando uno por uno los segundos que abonando van jornadas… ¡Gozar y vivir!

Una cárcel hostiga floreciendo la existencia, la censura del cosmos se espera, la liberación desfallecida… Simplemente dos palabras encajaron por gusto, por taciturnas, por maldita y no culta, por culta y bendecida…
¡Odio y amor!

Hoy tengo la dicha de compartirles unos mini poemas escritos por un poeta veracruzano, radicado hoy en Everson, Washington E.U.
Él es Miguel Ángel García Figueroa. Nació en Xalapa, Ver. En 1955, un día uno de Octubre, criado en Cardel, Ver, adoptado en Tabasco, exiliado en los Estados Unidos por soñador.
Hijo de Ana María García Figueroa. Hermano de Alberto y Dennise García Figueroa.

Semillas y Frutos.

Tal vez no encuentres lo que buscabas.
O la esencia de lo que creías.
Si aras la tierra, sembrarás semillas y saldrán frutos;
Pero si aras las letras. Saldrán versos con poemas.
Y cosecharas poesía.

Creí.

En mi caminar por las praderas de la vida,
Descubrí una fuente que tenía rosas muy hermosas
Y de una de ellas me prendí.

Pero se durmió mi corazón y ya dormido
Le dio vida a una ilusión que no había sido.

Al despertar de mi letargo. Vi que tenía vida esa quimera.
Y ya pasadas muchas lunas.
Creí que debía saber,
que su imagen aún sigue grabada en mi corazón
Porque es mi consentida. Ella es mi amor.

También le recomendamos

SIN RODEOS

MÉXICO ¿QUÉ TE HIZO NAYARIT? El tema de las caravanas de migrantes es una papa …