Ultimas noticias

AMNESIA

En una entrevista se le preguntó al Diputado perredista JOSÉ ANTONIO PABLO DE LA VEGA ASMITIA su opinión sobre el recurso interpuesto por el PRI para recuperar la diputación que usurpa la C. PATRICIA HERNÁNDEZ CALDERÓN, que pronto se sumará a la fracción que regentea, tal y como lo tiene planeado para torcer la ley y no soltar la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) durante todo el ejercicio legislativo.
El camaleónico diputado, quién ha sido militante de varios partidos, contestó que no procederá el recurso interpuesto por el PRI porque no «existe ningún precedente que algún tribunal quite una diputación plurinominal» (Heraldo p. 8 19/09/16). Para cualquier estudiante de la carrera de Derecho este argumento es de risa, pues simplemente por lógica elemental el hecho de que no exista una sentencia sobre el tema en litigio no quiere decir que no sea posible que recaiga por primera vez una sentencia favorable sobre el hecho que se controvierte.
Pero si este razonamiento es infantil, lo segundo que dijo «a él como diputado intentaron quitarle la diputación y no procedió» cae en el terreno de la amnesia. Uno de los tantos tratamientos que existen para esta enfermedad de la memoria es proporcionarles información a los pacientes para que de manera gradual la recuperen. Intentaremos refrescarle en los siguientes párrafos la memoria atrofiada al diputado multicolor.
En el año 2000, JOSÉ ANTONIO PABLO DE LA VEGA ASMITIA Y PABLO JOSÉ CASTRO ALCOCER interpusieron un Juicio para la Defensa de los Derechos Políticos del Ciudadano ante la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (JDC-186/2000 Y JDC-187/2000) impugnando el acuerdo 156, del Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE) que canceló la fórmula 14, de Diputados Plurinominales electos en la tercera circunscripción federal que ellos encabezaban a propuesta del Partido Revolucionario Institucional.
Los magistrados del Tribunal Electoral no les dieron la razón y confirmó dicha cancelación de la fórmula a pesar de que ya se habían asignado dichas diputaciones a los partidos que habían participado en la contienda del 2 de julio del año 2000. La confirmación de la mencionada cancelación de la fórmula la fundamentó el tribunal en las siguientes tres razones legales: 1).-JOSÉ ANTONIO PABLO DE LA VEGA ASMITIA se había acreditado en dos procesos electorales simultáneamente, uno federal y otro local.
Por un lado, el PRI lo había integrado a la tercera circunscripción plurinominal federal, en la fórmula número 14, y en Tabasco el Partido Acción Nacional lo había registrado como candidato a Gobernador del Estado. El Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales en el artículo 8, párrafo 1, impedía como ahora también la ley correspondiente, esa esquizofrénica dualidad; 2).- Interpusieron un recurso equivocado. En lugar de presentar el recurso de RECONSIDERACIÓN elaboraron equivocadamente un Juicio Para la Defensa de los Derechos Políticos del Ciudadano (JDC) y 3).- Presentaron el recurso fuera de los plazos establecidos por la ley.
En otras palabras, al hoy flamante Presidente de la JUCOPO y Coordinador impuesto en la bancada perredista, el IFE le quitó la diputación plurinominal porque el PRI acreditó que violaba la ley. El PRI se cobró la traición del hoy diputado JOSÉ ANTONIO PABLO DE LA VEGA arrebatándole la diputación plurinominal que le había obsequiado y que sin escrúpulo alguno quería conservar. En esa circunscripción el PRI alcanzó 18 fórmulas que llegaron a la Cámara de Diputados.
El Diputado arcoíris, JOSÉ ANTONIO DE LA VEGA, perdió la elección ordinaria de gobernador, obtuvo 54,620 votos; RAÚL OJEDA ZUBIETA logró 281,705 y MANUEL ANDRADE DÍAZ 288,860 votos. Como dice el refrán popular, el ex panista se quedó como el perro de las dos tortas, sin diputación y sin gubernatura. Seguramente, avergonzado por los resultados electorales obtenidos ya no participó en la contienda extraordinaria, hizo bien, MANUEL ANDRADE nuevamente ganó y con una diferencia de votos mucho mayor que en la elección ordinaria. Dos derrotas consecutivas para el tamaño del ego del diputado confeti, hubiese causado un trauma de irreparable consecuencias.
El Diputado coordinador de la bancada perredista, sin más mérito que la amistad y complicidad con el gobernador que le ha permitido usurpar una posición que por justicia le pertenece a un perredista de carrera, contrario a lo declarado, si sabe, pues lo vivió en carne propia, de la cancelación de una diputación plurinominal por violar la ley flagrantemente. La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación confirmó la resolución del Instituto Electoral Federal en ese entonces, estableciendo un antecedente nunca antes visto y resuelto por un tribunal.
Él es ejemplo vivo de que si se puede apelar al derecho para reclamar una diputación plurinominal que un partido obsequia de buena voluntad a un militante por sus supuestas capacidades y lealtades y éste por intereses inconfesables, normalmente de carácter económico, traiciona esa confianza, ofendiendo a toda una militancia que lo que menos espera es una deslealtad de alguien que sólo ha recibido concesiones y privilegios.
Ahora el Diputado DE LA VEGA, ya armó su club de diputados de su misma calaña, de la que también es su excelso coordinador.

También le recomendamos

Hoy denuncian al gabinete ante la FGE y la PGR

Ismael García Ruiz Tenemos que la bancada de Morena presentará una denuncia ante la Fiscalía …