Ultimas noticias

¡AMLO PRESIDENTE!

Dirigió un mensaje a la nación donde presentó las 100 acciones prioritarias de su gobierno, entre ellas expuso que todos los programas de gobierno tendrán como atención preferente a los pueblos indígenas de todo el país, se atenderá a todos los mexicanos sin importar creencias, clases, organizaciones, sexo, partidos, sectores económicos o culturales, pero se aplicará el principio por el bien de todos primero los pobres porque desea que la salud sea como la de Canadá o de los países nórdicos. Por último, advirtió que “nadie va a traficar con la pobreza de la gente, se acaba el frijol con gorgojo”.

Luisa García Ruiz

Luego de que por primera vez los pueblos originarios y afro mexicanos entregaran el bastón de mando, que representa el máximo símbolo de liderazgo, a un presidente de la República, ante los miles de ciudadanos que lo esperaron en la Plaza de la Constitución de la ciudad de México,  Andrés Manuel López Obrador resaltó el inicio de una modernidad forjada desde abajo y para todos. 
Ante la muchedumbre que abarrotaba la totalidad del lugar, dirigió un mensaje a la Nación donde presentó las 100 acciones prioritarias de su gobierno, entre ellas expuso que todos los programas de Gobierno tendrán como atención preferente a los pueblos indígenas de todo el país, se atenderá a todos los mexicanos sin importar creencias, clases, organizaciones, sexo, partidos, sectores económicos o culturales, pero se aplicará el principio que por el bien de todos primero los pobres porque desea que la salud sea como la de Canadá o de los países nórdicos. 
De esta manera sostuvo “Vamos a darle atención especial a los pueblos indígenas, es una ignominia, una vergüenza que los pueblos originarios vivan desde hace siglos bajo opresión y racismo, con pobreza y marginación a cuestas”, aseveró para acto seguido reafirmar el compromiso de “no mentir, no robar y no traicionar al pueblo de México y hacer realidad la cuarta transformación de la vida pública del país”.
Asimismo enfatizó que para el 2019 se habrán construido 100 nuevas universidades y que otorgará una beca de 800 pesos mensuales a todos los estudiantes de México, a la par que se disminuirán los salarios de los altos funcionarios, se aumentara el salario de los trabajadores al igual que la pensión de los adultos mayores.  
El mandatario federal reafirmó su compromiso de rescatar a Pemex, la CFE, destacando que el plan es que a mitad de su gobierno, cuando estén rehabilitadas las seis refinerías del país y se haya creado la de Dos Bocas, en Tabasco, bajará el precio de las gasolinas y los energéticos, realizando un “llamado a los trabajadores de Pemex y CFE, activos y jubilados, para sacar adelante a estas dos grandes industrias”.
Asimismo anunció apoyos para el campo, en donde se rescatará la propiedad social, el ejido y a las comunidades en el país.

SE ACABÓ EL FRIJOL CON GORGOJO
El ejecutivo mexicano Andrés Manuel López Obrador advirtió que se acabaron “las lacras de la política”, por lo que se abatirán los amiguismos y los nepotismos, además de que habrá completa transparencia hacia la ciudadanía para saber cuánto gana cada servidor público.
De esta manera reiteró que, ante el cuestionamiento de sus adversarios, se liberarán muchos recursos para los programas sociales porque se abatirá la corrupción en el país, y además de transparentar la nómina, se acabarán los bonos para los altos funcionarios públicos.
Para que se terminen los “moches”, la corrupción y la manipulación política en los apoyos del gobierno al pueblo estos se entregarán de manera directa para ello se lleva a cabo un censo para verificar a cada beneficiario a quien se le entregará una tarjeta para recibir directamente los apoyos, sin intermediarios.
Manifestó que Bansefi se convertirá en el Banco del Bienestar y pronto tendrá sucursales en todo el territorio nacional, a fin de que la gente pobre, hasta los pueblos más apartados, puedan cobrar el dinero del pueblo, que es el del presupuesto.
El mandatario aprovechó el contexto para indicar también que el fraude electoral será un delito grave sin derecho de fianza, como la corrupción, la compra de voto, o el uso del presupuesto para favorecer a candidatos o partidos, advirtiendo que ya “Nadie va a traficar con la pobreza de la gente, se acaba el frijol con gorgojo”.
Asimismo, hizo el compromiso de no incrementar la deuda pública del país a como lo hicieron los tres últimos gobiernos, “las inversiones de accionistas nacionales y extranjeros estarán seguras y se crearán condiciones hasta para obtener buenos rendimientos, porque en México habrá honestidad, Estado de derecho, reglas claras, crecimiento económico y confianza.

EL PODER DEBE SER UNA VIRTUD
Al final de su valioso discurso, López Obrador refirió, “Estoy preparado para no fallarle a mi pueblo. Ahora que venía para acá, se emparejó un joven en bicicleta y me dijo: Tú no tienes derecho a fallarnos. Y ese es el compromiso que tengo con el pueblo: No tengo derecho a fallar. Nada material me interesa ni me importa la parafernalia del poder. Siempre he pensado que el poder debe ejercerse con sabiduría y humildad, y que sólo adquiere sentido y se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás”.
López Obrador, manifestó que convertirá a México en una potencia económica y sobre todo en un país modelo, que habrá de demostrar al mundo que acabar con la corrupción es posible, “Se gobernará con entrega social a la causa pública y que dedicará todo su tiempo, imaginación y esfuerzo cumpliendo con la demanda de la gente, para así lograr la cuarta transformación de México.

“NO ME REELEGIRÉ”
El presidente Andrés Manuel López Obrador, reiteró que no se reelegirá como mandatario de México, durante su discurso como presidente oficial de todos los mexicanos, reconoció “que por ninguna circunstancia buscará repetir otro periodo, “Dejo en claro que bajo ninguna circunstancia habré de reelegirme, por el contrario, me someteré a la revocación del mandato porque deseo que el pueblo siempre tenga las riendas del poder en sus manos. En dos años y medio habrá una consulta y se les preguntará a los ciudadanos si quieren que el presidente de la República se mantenga en el cargo o que pida licencia, porque el pueblo pone y el pueblo quita, y es el único soberano al que debo sumisión y obediencia”.
López Obrador quien es mejor conocido como el “Peje” en toda la república mexicana, apuntó que trabajará 16 horas diarias para dejar en seis años, muy avanzada la obra de transformación, y así obstaculizar las regresiones en las que conservadores y corruptos estarán empeñados, “Por eso aplicaremos rápido, muy rápido, los cambios políticos y sociales para que si en el futuro nuestros adversarios, que no nuestros enemigos, nos vencen, les cueste mucho trabajo dar marcha atrás a lo que ya habremos de conseguir. Como dirían los liberales del siglo XIX, los liberales mexicanos, que no sea fácil retrogradar”.

También le recomendamos

Balancán y su esplendor Adan Augusto

Balancán recuperará su esplendor productivo: AALH

“Vamos a apoyar con todo a Balancán, porque tiene mucho futuro y hay que recuperar …