Ultimas noticias

142 MDP PARA PREVENCIÓN DE LA DELINCUENCIA LO UTILIZARON PARA TODO, MENOS PARA REDUCIR LA INSEGURIDAD

La delincuencia no solo no se ha detenido sino que incluso se ha duplicado, pero cómo no va a pasar así, si de los 142 millones que se debían aplicar en Tabasco para prevención de la inseguridad, los recursos “ejercidos”, se aplicaron en prevención de ETS, embarazos, talleres, difusión, becas de estudio, bicicletas y cualquier otra cosa, menos para lo que debe ser. De igual manera en Yucatán a un asesino lo identifican en dos horas, en menos de seis lo detienen, lo vinculan a proceso y hasta celda le asignan en el reclu, mientras aquí no pasa nada. 

Revista Suceso Político

    Han venido a decir diferentes personajes reconocidos internacionalmente, lo que los tabasqueños diariamente y a toda hora vivimos, la inseguridad de Tabasco se debe a la corrupción del Gobierno del Cambio.
    Los subejercicios no son más que muestras de la incapacidad de esta administración en contra de los tabasqueños sobre todo los que se refieren directamente al tema de la inseguridad.
    Así tenemos que del 2013 al 2016 el gobierno de Tabasco recibió un total de 141 millones 820 mil 676 pesos, del Programa Nacional de Prevención del Delito, programa que a través de Cenapred se empezó a aplicar en Tabasco para “reducir la vulnerabilidad ante la violencia y la delincuencia en las colonias bravas de Centro, Cárdenas y Cunduacán”. 
    Así dijeron, pero la realidad es otra, porque la delincuencia no solo no se ha detenido sino que incluso se ha duplicado, en algunos casos como el secuestro se incrementó un 450 por ciento. 
    Pero como no va a pasar así, si de los más de 141 millones de pesos que se debían aplicar en Tabasco en los hechos los recursos “ejercidos”, 106 millones 649 mil 348 pesos, se aplicaron en todo y para todo, por ejemplo prevención de ETS, embarazos, talleres, difusión, becas de estudio, bicicletas, y cualquier otra cosa, menos para lo que debe ser. 
    Así que hubo un subejercicio de aproximadamente 35 millones 171 mil 328 pesos. No, si de que son pillones, lo son. 
    En respuesta a lo señalado por los diferentes personajes especialistas en temas de seguridad pública, han surgido varias voces para desacreditar sus opiniones, en el sentido de que quien avala sus dichos, la respuesta ciudadana es de qué lo hacen quienes han sufrido robos, asaltos, secuestros, violaciones, extorsiones, asesinatos, feminicidios y demás. 
    Un botón de muestra es el asesinato de la señora Ema Gabriela Molina Canto en la ciudad de Mérida, Yucatán. En este hecho muy lamentable, y que no debió de ocurrir, independientemente de la protección solicitada al  gobierno de esa entidad, misma que nunca le fue proporcionada, hay que señalar que si detuvieron a los asesinos. 
    Aparte de la decidida participación de dos testigos que reportaron el crimen y dieron datos para reconocerlos, luego de la revisión de las cámaras de seguridad, que allá si funcionan, en menos de una hora estaban identificados, en menos de seis horas, los asesinos fueron detenidos y confesos.
    Allá si se puede “agarrar” a los delincuentes a la voz de ya, además, si saben cómo vincularlos a proceso.
    En este sentido al disertar una conferencia a los integrantes de la Mesa de Seguridad y Justicia del Estado, el experto en sistemas de Seguridad Pública Samuel González Ruiz indicó que en Tabasco parece que fueron abogados defensores y no especialistas los que habrían capacitado a fiscales y jueces sobre la implementación del nuevo sistema de justicia penal acusatorio.
    Por ese motivo aquí en Macuspana se tardaron seis meses en obtener la primera vinculación a proceso, en tanto que en Iguala, Guerrero, lograron en el primer mes de trabajo 14 vinculaciones a proceso, con razón fiscales y jueces defienden tanto a los delincuentes y mandan a la cárcel a las víctimas, pues no saben nada, lo dicho, el gobierno del cambio totalmente patas arriba en todo.  

También le recomendamos

POR SU SOBERBIA Y CORRUPCIÓN, EL GOBIERNO DEL CAMBIO SE AUTO ANIQUILÓ

Reprueba en sus propios indicadores de desarrollo. La opacidad fue la norma para la información …